Preparación de superficies

Con chorro de agua a alta presión de hasta 43,500 psi. y un flujo de agua hasta 25 l/min se prepara la superficie eliminando cualquier capa de recubrimiento epóxico. 

 

Dejando la superficie en óptimas condiciones para recibir la aplicación de un nuevo recubrimiento, evitando al 100% el uso de un abrasivo

 

Ventajas

  • No produce contaminación al medio ambiente
  • Es más eficaz y económica que los métodos abrasivos tradicionales
  • No genera desechos contaminantes
  • Elimina la incrustación marina, hongos, grasa, aceite, óxido, pintura y cascarilla, hasta lograr un acabado libre de corrosión. De esta manera, la superficie queda lista para recibir una nueva capa de recubrimiento con garantía de adherencia 100%
  • No genera chispa por lo que se elimina el riesgo de explosividad
  • Eliminación de costos de almacenamiento y traslados de abrasivos y material peligroso.
  • No es necesario proteger el área de trabajo
  • Mantiene el perfil de anclaje original permitiendo inmediatamente la aplicación del recubrimiento
  • Debido a sus grandes ventajas, hay una marcada tendencia a cambiar el sistema de Sand-Blasteo tradicional por los sistemas de chorro de agua a alta presión
  • Es la técnica menos agresiva con el medio ambiente